INTEGRACIÓN Y COMPENSACIÓN DE RENTAS

El saldo negativo de la integración y compensación de ganancias y pérdidas patrimoniales en la base imponible general se compensará con el saldo positivo de los rendimientos y las imputaciones de renta, obtenido en el mismo periodo impositivo, con el límite del 25% de dicho saldo positivo.

La integración y compensación en la base imponible del ahorro es la siguiente para 2017:

Los rendimientos de capital mobiliario que se integran entre sí en la base imponible
del ahorro. Si los rendimientos obtenidos son negativos, su importe se compensará con el saldo positivo de las ganancias y pérdidas patrimoniales que se declaren en el otro componente de la base imponible del ahorro con el límite del 20% de dicho saldo positivo.

Ganancias y pérdidas patrimoniales que se integran en la base imponible del ahorro. Si el saldo de la integración y compensación de este tipo de rendimientos fuera negativo, su importe se podrá compensar con el saldo positivo del otro componente de la base imponible del ahorro, es decir rendimientos de capital mobiliario, con el límite del 20% de dicho saldo positivo.

En ambos casos si tras dichas compensaciones resultase saldo negativo, su importe se compensará en los cuatro años siguientes.