REDUCCIONES EN LA BASE IMPONIBLE

Si se realizan aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social se puede reducir la base imponible, por lo que suele ser un método empleado para ahorrar impuestos.

En cualquier momento del año se puede destinar parte de los ahorros a realizar aportaciones a planes de pensiones, mutualidades de previsión social, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresarial o seguros privados de dependencia, siempre dentro de los límites fijados por la ley.

El límite máximo conjunto para las cantidades que pueden reducirse por las aportaciones anuales a estos sistemas, incluyendo las realizadas por los promotores de los mismos, es la menor de las dos cantidades siguientes:

El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.

8.000 euros. Este límite también debe aplicarse individualmente a cada miembro de la unidad familiar. Además, se establece unlímiteadicional, propioeindependiente, de 5.000 euros para primas satisfechas por la empresa a seguros colectivos de dependencia que instrumenten compromisos por pensiones.

Las aportaciones que realice el contribuyente a favor de su cónyuge también reducirán la base imponible hasta un máximo de 2.500 euros, siempre que la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas del cónyuge sea inferior a 8.000 euros anuales.

Las aportaciones realizadas a favor de personas con discapacidad también están sujetas a un doble límite:

Los parientes del beneficiario (por línea directa o colateral hasta el tercer grado, además del cónyuge y el tutor, en su caso) pueden aportar un máximo de 10.000 euros cada uno.

El propio partícipe puede realizar aportaciones hasta un máximo de 24.250 euros.

Sin embargo, el límite conjunto de la reducción por las aportaciones de los parientes y del beneficiario es también de 24.250 euros.

Además, es posible reducir la base imponible por los siguientes conceptos:

Aportaciones a mutualidades de previsión social de deportistas profesionales.

Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos (salvo hijos). Por tanto, si se está inmerso en un proceso de divorcio o separación es importante que el acuerdo al que lleguen los cónyuges esté refrendado por un juez y que se especifique claramente y por separado las cuantías por pensión compensatoria y por alimentos a los hijos.

Recordemos que el remanente no aplicado de pensiones compensatorias y por tributación conjunta (3.400 o 2.150, según la modalidad de unidad familiar) se podrá reducir de la base imponible del ahorro, con el límite del importe de esta base imponible.