GESTIÓN DEL IMPUESTO

No tendrán que declarar los contribuyentes que obtengan rentas procedentes exclusivamente de las siguientes fuentes, tanto en tributación individual como en conjunta:

Rendimientos íntegros del trabajo, con los siguientes límites:

Con carácter general, 22.000 euros, cuando procedan de un solo pagador. Este límite también se aplicará cuando se trate de contribuyentes que perciban rendimientos procedentes de más de un pagador, y concurra cualquiera de las dos situaciones siguientes:

Que la suma de las cantidades perci-bidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, no supere en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.

Que los únicos rendimientos del trabajo consistan en las prestaciones pasivas a que se refiere el artículo 17.2 .a) de la LIRPF (se incluyen no solo las pensiones de los regímenes públicos de previsión social —Seguridad Social y Clases Pasivas—, sino también los regímenes privados, ya sean complementarios o alternativos —planes de pensiones, seguros colectivos, mutualidades de previsión social—), y la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial regulado al efecto en el artículo 89.A del RIRPF.

12.000 euros, cuando:

Procedan de más de un pagador, siempre que la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores, por orden de cuantía, superen en su conjunto la cantidad de 1.500 euros.

Se perciban pensiones compensatorias del cónyuge, o anualidades por alimentos distintas de las percibidas de los padres en virtud de decisión judicial (exentas).

El pagador de los rendimientos del trabajo no esté obligado a

Cuando se perciban rendimientos íntegros del trabajo sujetos a un tipo fijo de retención.

Rendimientos íntegros del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidos a retención o ingreso a cuenta (IIC y premios), con el límite conjunto de 1.600 euros.

No obstante, la no obligación de declarar no se aplica respecto de las ganancias y pérdidas de patrimonio procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o participaciones de IIC en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible.

Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos íntegros del capital mobiliario no sujetos a retención derivados de Letras del Tesoro y subvenciones para la adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, con el límite conjunto de 1.000 euros.

Los contribuyentes que obtengan exclusi- vamenterendimientosíntegrosdeltrabajo, del capital, de actividades económicas, así comogananciaspatrimoniales, conellímite máximo conjunto de 1.000 euros, siempre y cuando las pérdidas patrimoniales sean de cuantía inferior a 500 euros, en tributación individual o conjunta.